Credit: Nicholas Doherty / Unsplash
Español

México - Tiempos de incertidumbre para las renovables

5 MIN READJune 23, 2020
El sector renovable mexicano ha crecido en los últimos años con la implementación de la Reforma Energética, así como la entrada de nuevos jugadores y tecnologías al mercado. Sin embargo, tanto la economía mexicana como el sector energético, han experimentado incertidumbre con la entrada del gobierno del Presidente López Obrador. 

Durante la última junta de GRI Club Infra México, líderes de la industria discutieron la disrupción que el sector ha experimentado en los últimos meses. Durante nuestra última eMeeting, Guillermo Alcocer (ITAM), David Madero (Acclaim Energy), ex-funcionarios públicos en la CRE y en el CENAGAS, respectivamente, y Benjamín Torres-Barrón (Baker Mckenzie) dieron su opinión acerca del impacto de los últimos cambios regulatorios en la confianza de los inversionistas.

El sector renovable mexicano se encuentra en una disyuntiva  en la cual las condiciones de financiamiento y disposición de entrada al sector han cambiado fuertemente debido al cambio de actitud de la nueva administración. Ahora, junto con la crisis económica y la pandemia, el país se ha visto impactado. Actualmente los intereses del sector privado y el gobierno tienen agendas distintas. En la búsqueda de la soberanía energética, el gobierno mexicano ha parado proyectos e iniciativas, lo cual ha desmotivado al inversionista.

Muchas inversiones en el sector se han detenido y será interesante saber dónde estarán estos proyectos en el futuro. La bancabilidad de proyectos se espera que cambie el acceso a financiamiento por el mensaje que ha comunicado el gobierno al extranjero de los cambios en cómo hacer negocio. 

Actualmente, el inversionista busca entender el impacto, así como conocer si habran condiciones para financiar proyectos dada la recesión económica pronosticada. 

El choque entre el sector renovable y el gobierno mexicano

Miembros de GRI Infra entienden que el gobierno del Presidente López Obrador busca priorizar a la empresa productiva del estado y ha motivado agendas para su fortalecimiento. En los últimos meses, se han generado desacuerdos  entre instituciones gubernamentales como la Secretaría de Energía (SENER) y el Centro Nacional de Control de Energía (CENACE) y el sector de energía renovable. Sin embargo, la iniciativa privada ha obtenido suspensión definitivas en distintos acuerdos emitidos por la presente administración.  Durante la discusión, miembros comentaron que para fortalecer a Comisión Federal de Electricidad (CFE), se tendrá que mejorar el servicio a los consumidores. Por ejemplo, por la pandemia, los mexicanos podrían instalar paneles solares para compensar su incremento de consumo. La empresa puede buscar alternativas en la generación distribuida, reducir costos con la introducción de baterías, e incrementar la eficiencia a través de varias estrategias. 

En este contexto, los miembros coincidieron que esta situación es una prueba interesante para el sector energético ya que se está cuestionando algo que se escribió en la constitución y en la ley. El cuestionamiento de la ley energética y de otros instrumentos desarrollados para impulsar las energías renovables ha sido una  buena oportunidad para validar la fortaleza de estos instrumentos frente nuevos desafíos. Hasta el momento, el resultado ha sido favorable, y se ha mostrado confiabilidad y estructura a nivel judicial. El poder judicial se está adelantando con fallos y suspensiones definitivas en muchos de los casos. Lo más importante es que todo se conduzca con base en la legislación aplicable. Ya han habido casos en donde el gobierno busca hacer cambios, pero bajo el amparo de la ley esto no puede ser justificado.

Oportunidades para el sector renovable 

Hay oportunidades para incrementar la participación de las energías renovables en México ya que los márgenes de reserva han bajado en el último año. Por ende, el sistema tendrá más espacio para operar y administrar mejor los activos. Por lo cual, si se mantiene la inversión en energía renovable y se logra ordenar el despacho económico, se marginaran las plantas fósiles, permitiendo mayor participación de plantas renovables. La mala noticia para las renovables será el premio de eficiencia dentro de los modelos financieros, ya que ahora habrá recuperación de costo variable y costo fijo. 

Otra buena noticia para el sector es que hay muchos cambios económicos y tecnológicos para el desarrollo de proyectos de energía renovable. Los costos de los paneles solares han decrecido drásticamente, entre 60-70 por ciento en los últimos 10 años. Las renovables ya son una macro tendencia, y se continúa buscando como mejorar la tecnología, disminuir los costos e incrementar la eficiencia. Puede que Mexico no lo fomente en este momento, pero el destino es inevitable. 

Miembros también comentaron que es importante distinguir batallas de corto plazo con oportunidades de largo plazo. México sigue siendo un mercado de oportunidades, y el sector debe aprender de la experiencia de la renegociación de los contratos de gasoductos. Si lo mismo pasa en el sector renovable, los gremios deben responder y coordinarse.

Durante la reunión, los miembros estuvieron de acuerdo que los  gremios deben fortalecerse. Con el impacto de la pandemia, el punto de enfoque de todos será la economía. Si el sector privado se pone en los zapatos del gobierno, y busca bienestar en la sociedad, el sector renovable cumplirá ese objetivo. Para sacar el sector renovable adelante, será importante demostrar su resiliencia y acercarse con los gobiernos estatales y a las diferentes entidades gubernamentales.
Related News
←  SHARE
Infrastructure
GRI
X
Privacy policy and how we use cookies
We use cookies to give you the best experience on our website.
By continuing we'll assume you're on board with our privacy police
Accept and hide this message